sábado, 31 de agosto de 2013

Infausto paladar.



Infausto paladar.
 (Soneto en dodecasílabos ternarios de rima continua)

Hoy envuelvo mi poesía en un sudario
hoy degüello mi laringe de juglar
y sepulto mi delirio literario
a la vista de mi infausto paladar.

Le he tachado “corazón” al diccionario
hoy me huele fermentado el azahar,
he arrancado los suspiros de mi diario
y a la taza del retrete vuelco el mar.

Ni el melódico tañer del campanario,
ni el lucero del remoto titilar,
ni la vida que olvidé en el calendario,

ni la alondra que frecuenta el olivar
me recuerdan que ese idílico escenario
hizo al potro de mi ingenio galopar.

 

 
 


domingo, 18 de agosto de 2013

Gota inmortal



Gota inmortal

Discurre el agua infatigablemente
del trueno al lodazal, del fuego al frío
de la carne al ciprés, del risco al río,
del músculo a los surcos de la frente.

Muda en la espuma, briosa en la corriente,
aserrín de cristal en el rocío,
avara con la entraña del baldio,
rumbosa en los cantares de la fuente..      

Gota inmortal desde el albor del mundo;
tal vez la bendecida fue veneno
o sangre la que océano profundo,

o albina escarcha la que antaño cieno.
Quizás la que hoy saciara al moribundo
le supuró del pecho al Nazareno.
 


viernes, 9 de agosto de 2013

Propósito inutil.




Propósito inutil




Tengo que aprender a no mirarte,
a no escucharte, a no sentirte;
tengo que aprender a no tenerte,
a no esperarte, a no llorarte...

Tengo que aprender a respirar sin tu cálida presencia,
a navegar sin tu líquida mirada
a sonreír ante tu impávida sentencia
a claudicar ante tu boca tan ansiada;

tengo que aprender a no gozarte,
a no sufrirte, a no soñarte...

Tengo que aprender a desdeñarte si me siguen tus pupilas,
a no temblar ante tu carne tan sedosa
a no morir ante tu ilógica belleza
a no luchar contra tu irónica mentira;

tengo que aprender a no quererte,
a no creerte, a no anhelarte...

Tengo que aprender a maltratar mi corazón que no razona,
a ahogar mi voz que sin sosiego habla tu nombre,

a hallar la paz que por momentos me abandona.