domingo, 18 de agosto de 2013

Gota inmortal



Gota inmortal

Discurre el agua infatigablemente
del trueno al lodazal, del fuego al frío
de la carne al ciprés, del risco al río,
del músculo a los surcos de la frente.

Muda en la espuma, briosa en la corriente,
aserrín de cristal en el rocío,
avara con la entraña del baldio,
rumbosa en los cantares de la fuente..      

Gota inmortal desde el albor del mundo;
tal vez la bendecida fue veneno
o sangre la que océano profundo,

o albina escarcha la que antaño cieno.
Quizás la que hoy saciara al moribundo
le supuró del pecho al Nazareno.
 


1 comentario:

  1. Este poema es una joya, poco más puedo decirte.
    Aplaudo tu buen hacer, es admirable.
    Un abrazo Luis.

    ResponderEliminar